La Astrofotografía no es Fácil

Digamos que tenemos una cámara que hemos conseguido acoplar a un telescopio con un trípode. Nos sentimos preparados para hacer astrofotografía.
Esperamos a que se haga de noche y montamos el conjunto en la terraza.

Nos preparamos un café caliente para tomárnoslo mientras realizamos las fotos.
Elegimos una espectacular nebulosa y la buscamos en un mapa.
Vemos que está situada cerca del sur a una altura media entre el horizonte y el zenit.

Usamos nuestra brújula y nos colocamos mirando al sur.
Por ahí debe estar la nebulosa, pensamos.

Movemos el trípode y orientamos el telescopio.
Miramos a través de la cámara.
No vemos nada…

Sacamos la tapa del telescopio.
Volvemos a mirar a través de la cámara.
No vemos nada…

Decidimos tomar una exposición de prueba de, digamos, 1 segundo.

img12
Vemos algunas estrellas. Nada de nebulosas…

Tomamos otra exposición, esta vez de 10 segundos.

img14
El fondo ya no es negro y aunque la nebulosa no se aprecia, parece que estamos más cerca.

Tomamos otra exposición, esta vez de 60 segundos.

img16
El fondo del cielo ha aumentado de brillo, pero la nebulosa no aparece.
Las estrellas se han convertido en trazos luminosos.

Empezamos a sospechar que no estábamos apuntando al sitio correcto.
Le damos un sorbo al café que nos habíamos preparado.
Está helado, lo mismo que nosotros.
Miramos el reloj y nos damos cuenta que son las 5 de la mañana. Está apunto de amanecer.
Recogemos y nos vamos a la cama con un sabor amargo y frio (y no es por el café).

Aun así tenemos algunas imágenes y al día siguiente estamos ansiosos para ver que tal salieron, así que las abrimos con nuestro programa favorito de edición de imagen.
Abrimos la toma de 10s y estiramos el histograma (= le subimos el brillo).
Vemos algo parecido a esto:

img17
El fondo del cielo esta lleno de ruido y no hay ni rastro de una nebulosa.
El resultado está muy lejos de la calidad que esperábamos…

Este tipo de situaciones me ocurrieron muchas de veces al comenzar con esta afición. De hecho aún hoy me ocurren…

La astrofotografía no es fácil. De hecho es extraordinariamente difícil.

Pero¿Que es lo que ha ocurrido? ¿En qué hemos fallado? Básicamente nos faltaba un equipamiento adecuado y una metodología sólida.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s